¿PASAS MUCHAS HORAS DELANTE DEL ORDENADOR?

El uso continuado de pantallas de ordenador altera el sistema visual, agotándolo en exceso y produciendo lo que se llama estrés ocular, debido a que nos concentramos en la pantalla perdiendo toda la visión periférica y reduciendo la frecuencia de parpadeo. 

Los síntomas suelen ser enrojecimiento y sequedad ocular, visión borrosa al mirar de lejos, lagrimeo, fatiga ocular y dolores de cabeza que posiblemente no asociemos al estrés o fatiga visual. Para evitarla, mantén una distancia de 50-70 cm entre la pantalla y tus ojos, realiza descansos cada hora, utiliza la iluminación adecuada, y sobre todo, usa una buena corrección visual con los cristales apropiados para cada actividad.